Pilot Down Force, un bolígrafo para interioristas y arquitectos

Escribo este artículo porque he descubierto —quizá un poco tarde— una herramienta realmente útil que resuelve una necesidad que interioristas y arquitectos veníamos sufriendo desde que dibujamos planos o visitamos obras. Ni Pilot, ni nadie, me paga por escribir esto. Por tanto, puedes considerar esta reseña como una recomendación sincera. Para mi, sin duda, el bolígrafo Pilot Down Force, supone un pequeño gran avance en nuestra profesión.

Pilot Down Force, un bolígrafo para interioristas y arquitectos

Alguno dirá, «¿realmente, puede un bolígrafo merecer que le dediquen un post dentro del mundo del interiorismo?». Yo respondería con otra pregunta, ¿qué importancia tiene una tuerca en un fórmula 1? Bueno, todos sabemos, sobre todo Fernando Alonso, de la importancia que tiene una simple tuerca en un producto de ingeniería de precisión como un bólido de fórmula 1.

Y es que las cosas que menos valoras, y probablemente las más importantes, son esas pequeñas cosas que utilizas a diario, que te facilitan la vida y el trabajo sin molestar, en silencio, sin intromisiones gratuitas. Estarás pensando en la lavadora, lo sé, yo también. Pero permíteme que, como interiorista, me acuerde del software CAD, de la impresora, de los medidores láser de distancias… y de los lápices y bolígrafos que, hasta ahora, no eran perfectos.

Los interioristas dibujamos a todas horas y en cualquier sitio. No solo dibujamos toda idea que nos ronda la cabeza en el estudio, también visitamos obras, todas las que diseñamos —aunque a alguno le cueste creerlo—, y ahí también dibujamos.

En obra, cada vez que hay una duda, tengo la sana costumbre de explicar las cosas a obreros o encargados mediante dibujos en la propia obra. Prefiero dibujar una medida o un croquis encima de una chapa de cartón-yeso, o en un premarco, o en el suelo, que en un plano, porque los planos se acaban perdiendo y manchando, y las paredes, en principio, no.

¿Cuál era el problema? Pues que los bolígrafos ‘normales’ no pintan en todo tipo de superficies, y sobre todo, no pintan bien en paramentos verticales o en techos, donde la inclinación del bolígrafo era la contraria a la recomendada. El Pilot Down Force, soluciona de manera sencilla estos dos inconvenientes.

  • Es retráctil, con un mecanismo de seguridad que retrae automáticamente la punta al guardarlo en el bolsillo.
  • Resistente a golpes y caídas, algo muy habitual. Construído en ABS.
  • Escribe en condiciones de humedad y en casi cualquier tipo de superficie.
  • Puede escribir boca arriba gracias a un sistema interno de presurización.
  • Cargas recambiables.

Bueno, si eres arquitecto o interiorista te recomiendo que lo pruebes. Como dice su claim«más que un bolígrafo… una herramienta». Te dejo con un vídeo demostrativo.

Pin It on Pinterest

Compártelo