Sin duda este post en el que hablábamos sobre mentiras en arquitectura ha sido el más polémico de todos cuantos hemos publicado en este blog. Bien, pues ahora voy a hablarte de otra gran mentira, los renders 3D en arquitectura, también conocidos como infografías 3D, infoarquitectura, o imágenes de realidad virtual.

Se entiende por renderización el proceso de generar informáticamente una imagen más o menos realista a partir de un modelo o proyecto. Estas imágenes suelen utilizarse en arquitectura para presentar al cliente un anticipo de lo que será su proyecto una vez ejecutado. Evidentemente existen otras muchas aplicaciones, pero esta es la que nos ocupa.

Bajo estas líneas puedes observar un montaje realizado con imágenes del proyecto Mundaka World, tienda de moda urbana en Santiago de Compostela. A la izquierda el render 3D que se presentó al cliente antes de aceptar el proyecto. A la derecha la tienda real una vez presentado el proyecto y ejecutada la obra.

Renders 3D en arquitectura. Sirviendo la polémica

A pesar de que los puntos de toma son diferentes, como puedes observar, si el render 3D está bien hecho, cuesta diferenciarlo de la realidad.

¿Dónde está la mentira pues?

La trampa está en que muchas veces, cada vez más, se presentan renders 3D como si fueran proyectos realmente ejecutados.

El render 3D o infografía 3D es un arma tremendamente visual que puede ayudarnos a hacerle entender al cliente qué es lo que tenemos en la cabeza. En ocasiones es muy complicado para una persona con poca visión espacial entender y conceptualizar un proyecto tan sólo a partir de unos planos. Y en estas ocasiones el render 3D es la solución perfecta.

Pero cuando se utiliza una infografía 3D para engañar deslizando interesadamente un currículo falso, mostrando una experiencia que en realidad no se fundamenta más que en el dominio de un software informático, y en ocasiones ni eso, estamos despreciando la inteligencia del cliente. Estamos insultando a la inteligencia humana y desprestigiando a la arquitectura y el interiorismo como profesiones claves en la historia.

Últimamente nos cansamos de ver páginas webs de estudios de arquitectura e interiorismo con su apartado “proyectos” lleno de renders 3D. Y no tendría nada de malo siempre que se “avise” al visitante. Pero lo triste es cuando nos la intentan “colar”.

En nuestra web, o en el blog, únicamente hay dos proyectos con renders 3D, un bar en Monforte de Lemos en el que el proyecto que realizamos se ejecutó sin dirección ni control alguno por parte nuestra y con cuyo resultado no estamos de acuerdo. Ya que no es nuestro, no lo mostramos.

Y una vivienda en A Coruña en la que se muestran las infografías 3D (renders 3D) que se presentaron al cliente con el anteproyecto, y que bien porque no supimos entender sus pretensiones, bien porque no podemos gustar a todo el mundo, finalmente no aceptó. Por tanto el proyecto nunca llegó a ejecutarse.

En ambos casos se avisa de que se trata de infografías, no fotografías reales. Y así debiera ser siempre.

Suscríbete al blog y recibe cómodamente los artículos en tu email.

Cómo detectar los renders 3D en arquitectura

Existen algunos truquillos para detectar un render. Además de a simple vista que en ocasiones es suficiente, veamos algunos.

  • Busca las personas. En un render no suele haber seres vivos porque son los más complicados de renderizar. Y si los hay obsérvalos, suelen “cantar” bastante.
  • Luces y sombras. Es difícil renderizar fielmente la incidencia de la luz en los objetos y las sombras que estos producen. Generalmente existen inconsitencias que se pueden detectar.
  • Exteriores. Las texturas más difíciles de renderizar son las de la propia naturaleza y la incidencia de la luz en ella. Observa los exteriores.
  • Exceso de brillo. Es un defecto muy común. Las infografías 3D suelen ser muy brillantes. Suelos hiperlímpios, cristales inmaculados, mesados…
  • Perfección. Los bloques que se usan como mobiliario suelen ser perfectos, ni una raya, ni una abolladura, esquinas perfectas, luz uniforme… La realidad sabemos que no es así.
  • Efecto flotación. Observa los objetos sobre el suelo. ¿Te da la sensación de que flotan? Si es que si, es un render 3D, y probablemente malo.

Si te ha gustado este post quizá quieras saber cómo entendemos el interiorismo en Ivan Cotado Diseño de Interiores. O quizá quieras leer 3 razones para contratar a un diseñador de interiores. En cualquier caso no olvides que puedes seguirnos también mediante tu lector de feeds RSS, a través de Facebook y en Twitter en @ivancotado y @ofcotado.


Imágenes: El render 3D de la izquierda fue realizado para Ivan Cotado Diseño de Interiores por BCN Render. Fotografía derecha realizada para Ivan Cotado Diseño de Interiores por Héctor Santos-Díez de la agencia BISimages.

Pin It on Pinterest

Compártelo