Crisis e interiorismo.- Recientemente la periodista Karelia Vázquez (@kareliavt) nos hacía una entrevista para El País Semanal. Se trataba de un reportaje sobre los efectos de la crisis en sectores como la arquitectura, la decoración y el interiorismo.

Si bien las conclusiones generales del reportaje, basadas en nuestra entrevista y en otras realizadas a compañeros de profesión como el mediático Joaquín Torres de A-ceroCristina Bosh, responsable de interiorismo en IKEA, o Anatxy Zabalbeascoa, editora del blog Del Tirador a la Ciudad, giran todas en torno a la re-utilización, renuncia a lo superfluo, reducción de precios, menos impacto, dar más por menos, etc, este estudio trasladó a la periodista un enfoque más amplio y optimista que ahora os trasladamos.

A continuación os dejamos la entrevista completa en imágenes.

Evidentemente, la crisis lo ha cambiado casi todo, pero para un estudio casi “artesanal” como el nuestro, la situación actual no es tan mala como la pintan. Me explico.

La crisis ha traído al sector interiorismo/arquitectura dos problemas fundamentales: (1) Falta de liquidez y por ende (2) Falta de trabajo. Pero como todo también tiene su lado bueno.

Falta de liquidez en el sector interiorismo

Desde el punto de vista de los profesionales del interiorismo, la falta de liquidez actual ha añadido equidad al mercado y lo ha “limpiado” de falsos profetas. Antes teníamos muy difícil competir con las mastodónticas campañas de marketing y publicidad de los “grandes estudios y constructoras”. Hoy muchos de aquellos/as han caído, o competimos con menor desequilibrio.

Hace unos años era relativamente sencillo (entiéndanme, dentro de lo que cabe) ocultar la falta de talento bajo “ruidosas” campañas de marketing muchas veces encubierto; incluso presupuestos engañosos que luego se solventaban con modificados. Aquellas técnicas están ahora mucho más “caras y penadas” sobre todo por las Redes Sociales, y los “pequeños” tenemos un mayor acceso a los medios especializados.

Hoy en día el talento ya no te diferencia de nadie, se presupone, pero hay que demostrarlo, y si no lo haces quedas al descubierto de forma instantánea. En este sentido creemos que la crisis ha filtrado el talento creativo. Si no lo tienes, te caes. Y esto es bueno tanto para el consumidor como para los profesionales.

A esta optimización y mejora de la oferta y calidad del interiorismo ha contribuido de forma determinante la aparición de las Redes Sociales que nosotros utilizamos con fervor y dedicación (Facebook | Twitter @ivancotado y @ofcotado | Google+) porque nos permiten colocar un pequeño estudio de diseño interior en el mapa nacional, incluso internacional, sin grandes inversiones a parte del tiempo, y eso también nos lo da la crisis, el tiempo.

Resumen, la crisis y la falta de liquidez devienen en una globalización del mercado y, en algunos casos, en una optimización del talento.

Reducción de carga de trabajo en el sector interiorismo

Por otra parte, el otro factor que nos trae la crisis: la falta de trabajo, nos otorga más tiempo para pensar y planificar. Y gracias a ello nosotros también hemos cambiado, nos hemos adaptado. Solemos decir a nuestros clientes que “el éxito prematuro para el emprendedor es una manzana envenenada”. Te nubla el raciocinio y te quita el tiempo necesario para pensar y analizar.

En definitiva, a pesar de tener menos trabajo, a nosotros la crisis nos ha colocado en mejor posición. El dinero no lo es todo para este pequeño estudio.

Como decía Einstein: “No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura.”

SuscrÌbete al blog y recibe cÛmodamente los artÌculos en tu email.

¿En qué ha cambiado Ivan Cotado Diseño de Interiores?

Como no podía ser de otra manera nosotros también hemos cambiado. Hemos intentado adaptarnos a la nueva situación centrándonos en 3 aspectos:

1.- Foco: Interiorismo Comercial.

Nos hemos centrado en quien más nos necesita: Los emprendedores y empresarios. Desde hace tiempo nos dedicamos casi de forma exclusiva al Interiorismo Comercial.

2.- Valor añadido.

Aportamos valor a nuestros proyectos. Nuestro lema es Diseñamos Interiores. Creamos Negocios. Quizá es un poco pretencioso, pero pretendemos ilustrar con ello que en Ivan Cotado Diseño de Interiores no vendemos simples proyectos de interiorismo, hacemos muchas otras cosas relacionadas con un negocio, y que en ocasiones el emprendedor descuida:

  • Asesoramos a nuestros clientes en la selección de local comercial.
  • Estudiamos sus planes de negocio.
  • Nos centramos en su target y en sus ventas, etc

Sobre todo, tenemos en cuenta que nuestros diseños deben centrarse en ayudar a optimizar las ventas de un negocio. No realizamos obras arquitectónicas faraónicas para mayor gloria del proyectista, esto antes se hacía mucho. Repito, nuestro objetivo: contribuir a optimizar las ventas de nuestros clientes.

3.- No creemos la guerra de precios.

No creemos en la guerra de precios porque pensamos que es un camino de final conocido por el que hemos visto transitar y morir a muchos. Por definición, nuestros honorarios eran ajustados cuando empezamos y lo siguen siendo ahora. Nos ceñimos a la tabla de honorarios que facilita el Colegio Oficial de Diseñadores de Interior de Galicia, también adaptada a los tiempos, y tenemos claro que todo lo que se salga de ahí, por arriba o por abajo, acaba muriendo.

No pretendemos hacernos millonarios con nuestro trabajo, nunca ha sido ese nuestro objetivo. Procuramos hacer inversiones, no gastos. Creemos en esto como empresa que somos y así lo trasladamos a los negocios que diseñamos. Confiamos y colaboramos con clientes que tienen claro que abrir las puertas de un negocio es algo serio y apasionante en lo que hay que invertir ilusión, tiempo, talento y dinero. De ello dependerá el futuro del mismo.

Valoramos nuestro trabajo, nuestro talento y nuestro tiempo, de lo contrario estaríamos despreciando a nuestros clientes y los proyectos que nos ofrecen. Desconfiamos tanto de los honorarios exageradamente bajos como de los exageradamente altos.

Con nuestros diseños buscamos contribuir a la máxima rentabilidad de los negocios que proyectamos, es por ello que si nuestro estudio no fuera rentable, mal podríamos orientar sobre ello a nuestros clientes.

La gente que trabaja con Ivan Cotado Diseño de Interiores debe tener clara una cosa: “El buen diseño es caro. El malo más”.

Pin It on Pinterest

Compártelo