Texto publicado en el nº 269 (marzo 2015) de la revista DISEÑO INTERIOR, a propósito del proyecto de interiorismo realizado por este estudio en la Clínica Gómez Bravo de Madrid.

El interiorismo de la clínica estética del Dr. Gómez Bravo, en el centro de Madrid, enfatiza la apuesta del titular por la vanguardia tecnológica en su trabajo. Ya desde la sala de espera se intuye este aspecto. El paciente no sólo tiene a su disposición iPads para leer mientras espera, sino que además puede observar proyecciones flotantes sobre la pared en un ambiente de evidente look futurista.

Iván Cotado, autor del proyecto, ha diseñado un espacio formalmente neutro, caracterizado por las curvas –Cotado ha huído deliberadamente de aristas o elementos estridentes– y la homogeneidad cromática. Una iluminación muy cuidada y el hecho de que todas las instalaciones se han escondido de la vista contribuye a aportar sensación de pulcritud.

Cotado ha evitado además cualquier tipo de jerarquía entre el doctor y el paciente con una mesa de despacho colgante. La idea se extiende a un sofá en ángulo que mantiene los mismos elementos curvos de la mencionada mesa y el resto del espacio. Para no perder la compañía del personal en el único lugar donde este no puede acceder, el baño, “llevamos el logo de la clínica a la parte superior del lavabo y mantenemos las curvas que marcan el diseño”, concluye el autor.

Descripción completa del proyecto y todas las fotografías aquí: «proyecto de interiorismo Clínica Gómez Bravo».

Pin It on Pinterest

Compártelo