Busco local comercial para abrir un negocio. ¿Por dónde empiezo? La difícil elección del local comercial. Son muchos los aspectos a estudiar cuando hemos decidido emprender y nos lanzamos a la búsqueda de un local comercial en el que ejercer nuestra actividad. En contra de lo que mucha gente cree, además de superficie, ubicación y precio, prácticamente las únicas variables que estudia la mayoría, existen otros muchos condicionantes que a nuestro juicio incluso debieran tener mayor peso que las anteriores.

A día de hoy estamos colaborando con uno de nuestros clientes en la ardua tarea de localizar o elegir el espacio comercial que más se adapte a sus necesidades personales y profesionales. En este sentido y como ya hemos comentado con anterioridad, tenemos una particular manera de entender el Diseño de Interiores Comercial, y siempre que llegamos a tiempo nos gusta ayudar a nuestros clientes en esta crucial decisión.

Creemos que es un servicio de gran valor añadido para el empresario / emprendedor, y por supuesto no cobramos por ello. Nuestro lema, “Diseñamos Interiores. Creamos Negocios”, aun sin pretender abarcar campos que ni nos competen, ni dominamos, sí supone toda una declaración de intenciones.

Los proyectos de interiorismo comercial de nuestro estudio tienen un objetivo siempre en mente, hacer que el interiorsmo contribuya a optimizar las ventas de tu negocio. Y para ello nos valemos tanto de nuestros conocimientos en diseño como de nuestra experiencia y la que nos aportan determinados partners en el campo del marketing y la gestión empresarial.

Busco Local Comercial. Elección de local comercial. Carnaby Street London. Ivan Cotado Diseño de Interiores. A Coruña.

Factores a tener en cuenta en la elección de local comercial

Entendemos que el triunfo de un buen negocio es la suma de muchas pequeñas cosas, y una de ellas es la elección del local comercial adecuado. Estos son los aspectos, por orden cronológico en cuanto a la toma de decisiones, que consideramos más trascendentales.

Redactar un plan de negocio

Jamás dejaremos de insistir en resaltar la enorme importancia que tiene redactar un plan de negocio lo más exhaustivo posible a la hora de emprender. Puede ser un folio o 500 folios, lo que quieras o necesites. Pero hay determinados datos que debemos fijar de antemano, como pueden ser los objetivos, el target, estrategia de marketing, etc.

No vamos a detallar ahora mismo en que consiste un plan de negocio, encontrarás muchísima información por la red. La calidad y rigor del mismo nos ayudará a tomar todas y cada una de las decisiones futuras, así que os animamos a tomároslo muy en serio.

En el Blog del Emprendedor Primerizo se ha hecho un resumen de recursos para el emprendedor en A Coruña. Muchos de ellos son útiles para cualquier lugar donde quieras abrir un negocio. Te animo a que eches un vistazo.

Normativa aplicable

Conocer la normativa aplicable al caso particular que nos ocupe es fundamental. Evidentemente antes hemos decidido, al menos, la ciudad o población donde se ubicará nuestro negocio. Y sería conveniente conocer también la zona puesto que algunas de ellas, como los cascos antiguos, suelen tener normativa especial. Volveremos pues a este punto de forma recurrente cada vez que valoremos un local concreto.

Determinadas actividades pueden ser objeto en las ordenanzas municipales, autonómicas o estatales, de algún tipo de restricción, objeción o peculiaridad importante que debamos conocer antes de decidirnos por un local u otro. Estas normativas podrían impedir, por ejemplo, la ubicación de determinados negocios en zonas concretas de una ciudad, no permitir la colocación de aparatos de climatización en las fachadas, exigir la evacuación o ventilación de gases y humos a la cubierta del edificio en el que se encuentra el local comercial, etc.

Por descontado, no debemos olvidar la normas aplicables en materia de prevención de incendios, salubridad, accesibilidad, etc.

Ya por último, también debemos tener en cuenta a la Comunidad de Vecinos del local objeto de análisis, existen casos particulares en que los estatutos comunitarios tratan aspectos relativos a los locales comerciales.

En definitiva, la existencia de algún tipo de normativa puede afectar a un local de tal modo que incluso imposibilite el desarrollo del negocio. 

Superficie

Sin lugar a dudas un aspecto también muy importante, pero quizá menos de lo que se piensa. Matizamos.

Debemos plantarnos ante un papel en blanco e intentar redactar un programa de necesidades de los espacios que vamos a requerir para desarrollar nuestra actividad. Texto, nada más que texto. Por ejemplo, si hablamos de un bar necesitarás una zona para los servicios, una zona de cocina para preparar aperitivos, barra, zona de mesas, etc.

A continuación intentaremos asignar una superficie a cada uno de ellos. Así obtendremos la superficie total aproximada que necesitamos. Uno de los errores habituales es pensar solo en superficie. A nosotros nos gusta pensar en volumen, así que no olvides tener en cuenta la tercera dimensión, la altura. Asigna un número de metros a cada uno de los espacios anteriores. Números nada más. Procura tener en cuenta la tercera dimensión. Súmalos y obtendrás una superficie total necesaria aproximada.

Valora el local comercial por su volumen y no sólo por la superficie en planta.

Geometría

Seguramente estás pensando que el local idóneo debiera ser de planta rectangular o en su defecto cuadrada. Puede ser, pero en principio no tiene por qué ser así.

Por el estudio han pasado varios casos de clientes que llegaban con la falsa idea de que su local tenía muy pocas posibilidades por su geometría irregular, por la existencia de pilares, porque estaba fragmentado en dos alturas, etc. Con nuestros proyectos siempre hemos intentando sacar partido a estas peculiaridades, a esos detalles diferenciadores que otorgan a ese local comercial un carácter único, consiguiendo de ese modo que los defectos iniciales se conviertan en el santo y seña del nuevo espacio, transformando lo negativo en positivo.

Tal y como comentamos en su día con el proyecto Mini apartamento en Malasaña (Madrid), «No existe espacio malo, sino proyecto mal resuelto».

Ubicación

Sin lugar a dudas, en este punto nos podrá ayudar mucho el plan de negocio. En función de nuestra actividad, target y estrategia comercial, está claro que unas ciudades serán mucho más afines que otras a nuestra tipología de negocio.

Así mismo y una vez nos hayamos decantando por una ciudad en concreto, unos barrios se prestarán más que otros y lo mismo con las diferentes calles, incluso una u otra acera, confluencia con otra calle o no, etc.

De enorme importancia también es la «vistosidad del local», la presencia que tenga en el barrio o calle elegida, la facilidad de aparcamiento o comunicación pública, etc.

No siempre buscar locales con «buena ubicación» es la mejor opción (cuando digo buena quiero decir acorde a tu estrategia). Existen casos en los que un negocio o tienda ha sido el detonante, por el efecto arrastre, para hacer florecer una zona o barrio y convertirla en «zona temática». En este caso seguramente te podrías beneficiar de unas mejores condiciones económicas.

Una vez decidida la ubicación, o varias ubicaciones posibles, recuerda volver a estudiar la normativa aplicable.

Economía

Pues sí, la economía también juega un papel importante en la elección. A la hora de implantar un negocio, por razones evidentes, la elección del local comercial es una decisión capital. Y la vuelta atrás es complicada. Por tanto, solemos recomendar, en la medida de lo posible, no escatimar en el «gasto» del local comercial, sea compra o alquiler. Y entrecomillo «gasto» porque consideramos que debería denominarse más bien inversión.

Hay otros factores que se pueden ir moldeando a medida que el negocio también cambia (crece o decrece), pero el local comercial es más difícil. En no pocas ocasiones hemos observado que el no invertir un poquito más en la elección del local comercial ha supuesto una gran diferencia.

Es necesario recordar lo que ya hemos dicho: Plan de negocio, estrategia comercial, economía, en la medida de lo posible… Evidentemente, una elección de un local comercial muy por encima de nuestras posibilidades podría suponer el primer empujón al precipicio.

Varios

Los factores aquí reflejados son generales. Dejamos la lista abierta con este último punto porque entendemos que existen casos muy particulares y específicos en los que debemos valorar otros aspectos, que aunque no tan cruciales de forma general, si puedan llegar a adquirir un peso importante en el devenir de muchos negocios.

Me viene a la mente ahora mismo el caso particular de los negocios implantados en centros comerciales, por consiguiente sujetos a una serie de cláusulas y obligaciones que pudieran llegar a volverse en nuestra contra. Aquí es imposible generalizar, pero debemos estudiar muy a fondo la decisión y extraer de forma pormenorizada los puntos a favor y en contra al ubicar nuestro negocio bajo el techo, amparo y obligaciones del centro comercial de turno. Generalmente las condiciones son bastante abusivas para un pequeño negocio, no así para los Zara y compañía.

Para terminar, quisiera dejar muy claro que el filtro económico no siempre debiera ser aplicado como el más importante, a pesar de funcionar como primera criba evidentemente. Por desgracia conocemos algunos casos en los que una decisión errónea en la elección del local comercial ha sido determinante para un triste desenlace.

Tomar decisiones económicas es importante, necesario e inevitable, pero anteponerlas a todas las demás, puede llegar a ser un error gravísimo y con consecuencias nefastas. En ocasiones es preferible quedarse quieto antes de dar pasos equivocados.

Considera siempre esta pregunta: ¿He de invertir un poco más a la hora de elegir local comercial para abrir mi negocio?

Y nunca esta otra: ¿He de gastar un poco más a la hora de elegir local comercial para abrir mi negocio?

Permíteme que te pida un último favor. Si te ha gustado el artículo, por favor, ¡Compártelo!


Fotografía Carnaby Street London por Marc Lacoste en Flickr

Pin It on Pinterest

Compártelo