INteriorismo EStratégico, mucho más que interiorismo - Iván Cotado

Hace unos días la revista Distrito Oficina, una nueva cabecera que ha venido a ocupar un necesario lugar en cuanto a publicaciones de este tipo de espacios corporativos, nos brindaba la oportunidad de explicar nuestro posicionamiento como diseñadores de negocios. Y no la desaprovechamos, hablamos de los beneficios que aporta INteriorismo EStratégico a las empresas y aquí lo resumimos.

Iván Cotado en Distrito Oficina: INteriorismo EStratégico, mucho más que interiorismo

Cerrando el ejemplar, como colofón al número 6, Iván firma un back office titulado INteriorismo EStratégico, mucho más que interiorismo que comienza así:

 Por mucho que pese a algunos, títulos de titulaciones académicas aparte, la decoración tan solo es la «cáscara» del interiorismo. Por sí sola no es nada, y con un interiorismo sin fundamentar debajo resulta pretenciosa e inerte. Es decir, interiorismo del malo.

Después de años tratando de concretar y trasladar las virtudes del buen interiorismo corporativo a través de los medios a mi alcance: blog, libro (Un lustro de Hinteriorismo), colaboraciones en medios, cursos, charlas, mesas redondas… nos hemos encontrado con que esta sociedad confunde la función del interiorismo con los beneficios que este puede aportar.

Expuesto el problema pasamos a tangibilizarlo:

La belleza (siempre relativa) de un espacio no es un beneficio, aumentar la productividad de una plantilla sí. Seleccionar el equipamiento de unas oficinas es una función del interiorismo, no un beneficio. Elegir el color o el material que recubrirá un paramento es una función del interiorismo, el beneficio está en la interacción emocional que este tendrá con el usuario.

Creemos firmemente que nuestra profesión, y los profesionales que la ejercemos, hemos ido generando un tremendo problema de confusión en la sociedad. La gente puede saber qué es lo que hacemos, creamos espacios más o menos bonitos, pero difícilmente comprende los beneficios de nuestro trabajo.

Más allá de la obvia función estética y superficial, los beneficios del interiorismo para las empresas son estratégicos, y deberían formar parte de cualquier plan de marketing. Es por esto que, tratando de combatir la confusión generalizada, venimos llamando a nuestra profesión INteriorismo EStratégico. Queremos enfatizar con ello que nuestra propuesta de valor está enraizada con la de la empresa. Somos su altavoz de cara al exterior y su primer, y más sutil, gestor interno.

Mediante INteriorismo EStratégico somos capaces de imprimir en los espacios la verdadera esencia de una empresa, eso sí es un beneficio, con todo lo que ello conlleva: coherencia, credibilidad, sensibilización, recuerdo, empatía… Somos capaces de mejorar la ergonomía, optimizar los recursos propios (humanos y económicos), mejorar la productividad, activar la iniciativa de los empleados y alimentar su sentido de pertenencia. Entre otros.

Damos desde aquí la bienvenida a Distrito Oficina y te recomendamos prestes atención a la cabecera pues apunta maneras. El nº 6 ya está en la calle, pero no queremos romper la experiencia de leer en papel la editorial al completo, así que vamos a hacer dos cosas:

(1) Por una parte te dejamos con un vídeo que nos encanta 😉 Se trata del discurso de agradecimiento que pronunció Iván cuando recibimos el Premio Hostelco Awards al mejor proyecto de interiorismo de restauración. El discurso ahondaba en lo mismo que aquí se comenta, y utilizaba una olorosa y colorida metáfora para ilustrarlo.

(2) Y para terminar te dejamos la frase final para, si te parece, abrir el debate. En este caso la metáfora utilizada es más sabrosa que olorosa:

Sin ánimo de demonizar a nadie, los interioristas corporativos hemos de incidir de forma clara en los beneficios que nuestra profesión aporta a las corporaciones, y por ende a la sociedad. Somos una herramienta empresarial y formamos parte de una estrategia, no somos la guinda de un voluptuoso pastel.

Somos INteriorismo EStratégico.

Pin It on Pinterest

Compártelo